PERRO DE LA PRADERA

Desde el norte de esta tierra

nació mi corazón nopal

mis alas tototl

de hombre pájaro

mi vuelo garza

mi ojo de águila

mi pico

destrozador de serpientes

mi flor y canto

de poesía

Llevo tatuada la oscuridad

en el papel amatl

en mi ojo de venado

en el huracán

que posa su infierno de agua

sobre el horror de la muerte

Tzompantli

cumulo de cráneos

Tengo la piel roja

la piel color de la tierra

flor de sangre

en el valle

de las aguas turbulentas

Vengo de los pueblos

derretidos como la nieve

Alces

con ojos de obsidiana

Espíritu Chiricagüa

animal en carne de hombre

A veces dejo de ser coyote solitario

para unirme a la manada salvaje

de los aulladores del alma

de la luna

A veces soy perro Cheyenne

de la pradera

cazador de bisontes

Le danzo al sol

a su calor de vida

a su luminoso exterminio

Soy trueno que rueda en las montañas

galope de Appaloosa

hacha guerrera

bala Winchester

Apache insurrecto

que no entiende

ni respeta las fronteras

cuando la sangre

se vuelve negra en las colinas

El cielo pare la noche

el rayo dibuja

la sombra del jinete

al caballo loco

victorioso

Arco y hacha…

Nube roja…

Filo de cuchillo

escalpando la cabellera

del astro rey

Soy como el viejo apache

nacido en esta tierra norte

salvajemente conquistada

por la ambición y la lujuria

Insurrecto de mí

no me rindo

no me vendo

solo quiero vivir

en paz

solo quiero morir

donde me acaricie

la suavidad del viento

donde me de su beso último

la mujer que me ama

Soy perro de la pradera

Jaguar tostado

Rugido eterno

Lagarto enamorado

Serpiente alada

Poeta augurio

arrullando la caída

de las gárgolas

de los dragones

de los demonios

de piedra

con mi poesía trémula

oscilante

y

trepidante

Perro de la pradera

Poeta aullido

Bostezo de la mañana

Share